El enojo se experimenta casi a diario.

¿Cómo eliminarlo?
1. Aprender a identificarlo en nuestra propia mente.
El enojo es una manera de percibir. Es la mente la que al exagerar las malas características de algo o alguien, rechaza a ese algo o alguien y crea el enojo.

images2Siempre que estamos enojados estamos exagerando una falta. No nos enojamos nosotros quien se enoja es nuestra mente. Son los estados distorsionados de la mente quienes crean el enojo en ti y te hacen reaccionar perdiendo el control.
En cuanto te encuentres exagerando, ¡cuidado! Observa tu mente. La exageración es una obsesión, mente obsesiva=mente exagerada.
Una de las razones por las que nos enojamos es porque creemos que no deben existir problemas en la vida o te cuesta aceptar que los problemas te afecten a ti. La vida está llena de adversidades y problemas.
Es un mito que a través del enojo se puedan conseguir cosas o solucionar problemas. El enojo es una manera de vernos a nosotros mismos. La mente enojada se escucha en nuestro interior con frases llenas de “si hubiera”. Estos hubiera son torturadores para de uno mismo.

2. Contemplar las desventajas del enojo
Cuando sentimos enojo, perdemos la paz interior al instante. El enojo nos hace perder la razón, nos hace ser intransigentes. El enojo destruye todo lo bueno que hay en nosotros y nos hace perder el control.
La mejor forma de reaccionar ante una persona enojada es siendo compasivos. La compasión nos protege del enojo.
Cuando aceptamos el enojo, este se reduce. Recordar que cada uno es responsable de su propia mente.
Método para contrarrestar el enojo:
Pensar en ese momento, que eres una roca o un pedazo de madera. Observa tu respiración después de visualizarte como una roca, y elimina los pensamientos de enojo respirando y aceptando.
La meditación es una manera de entrar en sintonía con la realidad, con una mente más clara para solucionar nuestros problemas.
El opuesto del enojo es la paciencia, que acepta cualquier situación sin desear que sea diferente. No es una actitud pasiva, es aceptar la realidad y en base a ello reaccionar o actuar para solucionar el problema desde la calma.

¿Cómo desarrollar la paciencia?

Entender la ley del Karma. Nuestras acciones tiene efectos. Todo lo que nos pasa en la vida es porque creamos la causa.
No te tomes nada de forma personal.
Si aceptamos a los demás de corazón sin juzgarlos no habrá problemas.
No identificar nuestro yo con el enojo. No pensar, estoy enojado. Pensar estoy experimentando una sensación desagradable en mi interior.

enojodiapositiva
La superación del enojo según Joseph Murphy

El que tarda en llenarse de ira es grande de entendimiento; más el corto de espíritu engrandece el desatino.
Siempre estoy en calma, sereno y lleno de paz. La paz de Dios inunda mi mente y todo mi ser.
Practico la regla de oro, deseando sinceramente paz y buena voluntad a todos los hombres.
Sé que el amor a todo lo bueno penetra en mi mente y expulsa todo temor. Ahora vivo esperando lo mejor. Mi mente está libre de todo miedo y toda duda. Mis palabras de verdad disuelven ahora cada pensamiento y emoción negativos dentro de mí. Perdono a todos; abro la entrada de mi corazón a la presencia de Dios. Mi ser completo se inunda de la luz y el entendimiento interior.
Las pequeñeces de la vida ya no me irritan. Cuando el miedo, la preocupación o la duda golpean mi puerta, la fe en la bondad, la verdad y la belleza la abren y no hay nadie allí.
Realmente, señor eres mi Dios y no existe nadie más.

Poema del emperador Meiji
No es necesario
enojarse con el cielo
o hacer responsable
a otros (por nuestros sufrimientos)
Si miro
mis propios errores

Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef

Hoy puedo dedicarme a ampliar el contenido de mi blog con la conciencia tránquila por haber cumplido con mis tareas primordiales. Anoche, hice por enésima vez un análisis estadístico para mi tesis y hoy incluso he pedadelado en mi bici estática.

Meditaciones-para-mujeres-que-hacen-demasiado-i0n68572Este libro lo tengo hace varios años, probablemente desde el 2001, y aunque no me siento una mujer que haga demasiado, si que tengo una cabecita muy aficionada a estar constantemente rumiando algún pensamiento. Si logrará que mi cuerpo trabajase tanto como mi mente, estaría en plena forma física y desde luego, no es así. Este libro ofrece textos cortos, de apenas una cuartilla, uno por cada día del año. Si reflexionas sobre uno de estos textos siempre aprendes algo positivo. Además puedes abrirlo al azar y leerte esa página como si fuese el mensaje que la vida considera más apropiado en ese momento. A continuación os dejo un texto que me gusta especialmente:

Equilibrio, 16 de julio. Las mentes creativas siempre se han conocido por ser capaces de sobrevivir a cualquier clase de mal adiestramiento. ANNA FREUD.

Aunque su padre creía que nuestras vidas quedan determinadas en los primeros cinco años, Anna Freud parece haber ido más lejos. Si bien somos afectados por nuestro pasado y nuestra educación, cada persona tiene dentro de sí la posibilidad de ir más alla. Desgraciadamente, cuando intentamos no ser como nuestros padres, quedamos atrapados en la misma trampa que cuando tenemos que ser como ellos. En cualquiera de los dos casos estamos determinados por nuestro pasado y controlados por nuestras reacciones a nuestro pasado. Algunas personas pasamos toda nuestra vida dudando entre estas dos posiciones. Pero tenemos otra elección. Dicha elección consiste en reconocer nuestro pasado y ser nosotros mismos.

La tercer opción es ser yo. Ahí es donde reside mi creatividad.

Podeis encontrar este libro en el siguiente enlace: http://books.google.es/books?id=GMEYy-wqHfAC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false