La vida te enseña un día y otro también

004No puedes decirle mi querida vida, deja de darme lecciones durante una semana o dos porque estoy agotada. No hagas cambios en mi entorno y que todo siga bien, pero sin mi presencia.
¡Qué todos los seres admitan mi silencio y mi desaparición imprevista y temporal porque sencillamente necesito sosiego, calma, soledad!
Algunos seres somos tan sensibles a lo que detectamos en los demás como a lo que sentimos nosotros mismos, a veces, incluso anteponemos los sentimientos ajenos y sus emociones a los nuestros porque siempre vemos más allá de sus palabras. Cuidamos de manera innata y natural, no porque queramos ser buenos, no porque esperemos algo a cambio no porque nos guste generar dependencia, sino porque no sabemos comportarnos de otro modo.
Yo diría que somos un poco torpes, porque nos creemos que todo el mundo tiene nuestras mismas capacidades y nuestros mismos límites. Nada más lejos de la realidad. Cuando nos topamos una y otra vez, con la diversidad de comprensión nos ponemos tristes, nos sentimos incomprendidos y huimos a nuestra guarida.
Algunos al menos hemos aprendido, que necesitamos la soledad como una medicina, sabemos que la presencia de cualquier ser puede dolernos incluso es algo extraño. Sabemos querer, podemos amar, tenemos un enorme sentido de la responsabilidad y nos sentimos en la obligación de contenernos para dejar que el otro, vaya a su propio ritmo, al menos, eso creemos.
La cuestión es cuando toca nuestra retirada siempre le viene mal a alguien, y los demás nos piden entonces más contención, menos rebotes, más calma, más respeto por sus opiniones, más comprensión, más….Entonces yo me hundo en el más profundo de los silencios, no porque no sepa contestar o porque no quiera esforzarme una vez más, sino porque sencillamente no me quedan fuerzas. Ya no doy más de sí, sé a ciencia cierta que no me queda ni un ápice de energía que daros, ya os la dí, a veces, sin que os dieráis cuenta simplemente manejando lo que yo sentía ante lo que os ocurría.
Y aún cuando ya sólo soy un ser agotado tratando de mantener su propia luz, me llegan reclamos, me fallan apoyos, y me piden palabras. No las tengo, en cierta forma, ninguno estuvisteis a la altura, como de costumbre y yo ya debía haber aprendido.
Desde otro punto de vista, todo es maravilloso porque nos hemos rodeado de humanidad, nos han querido, han tratado de entendernos, nos han dado su tiempo, su confianza, su cariño, su amistad,…
¿Cómo vamos a romper ahora lazos sin herir aunque sea de forma temporal?
¿Cómo no vamos a ser decepcionantes si hemos mostrado nuestra humanidad?
¿Cómo hacemos para seguir siendo personas educadas y afectuosas si solo nos apetece escondernos?.

025

Gracias a Gloria Stefan

Hace tiempo que no me suelto frente a un folio en blanco.
Hoy, tarde de viernes, de marzo, de 2017 con música de Gloria Stefan sonando, se me va todo el cuerpo, quiero bailar y recibir la vida.
Quiero celebrar la primavera y dejar las capas en las que me envolví desde aquellos 23 años, quiero soñar como si no supiera cuanto duele el aterrizaje tras un paseo por las nubes.
Ahora que mi mundo es más sincero y que aquellos a quienes quiero gozan de buena salud y mejor ánimo, quiero vivir para mí.
Quiero atreverme a encontrarte y esta vez, tal vez te acepte.
Aun imagino tu cara y sigue siendo alegre para mí, sigo evocándote en cada paso y acepto que hayas sido una compañía tan fiel.
Me encantaría verte y decirte cuanto me has ayudado todos estos años, y como amo todo aquello que me recuerda a ti. Apareciste en el momento apropiado para vivir lo que viví y a la vez en el peor momento para que lo nuestro perdurase.
El tiempo me ha hecho darme cuenta de que soy mucho más generosa de lo que creía y que de nada sirve levantar tan altos muros frente al corazón, cuando ese es justo el mejor escalador que conozco y se va de fiesta cuando quiere.
Casi el doble de años y la misma alegría, la misma ilusión y las mismas ganas de mejorar la vida. ¿Serán los milagros de la música?. ¡Verás! si también la llamarán pseudociencia.
Rebosar agradecimiento y seguir sola es la mejor manera de recomenzar, de encontrar a la mujer y dejar a la chiquilla que ambiciona el éxito profesional y la suprema independencia.
Y la canción dice “haciendo lo que me gusta sin herir a nadie más”.
“Prefiero seguir el paso que me dicte el corazón”
“Conozco mejor que nadie lo que me va hacer feliz”
“Y en las cosas de la vida, ya no soy un aprendiz”
Pues sí, más vale que me vaya dando el título de mujer capaz de VIVIR y decida saborear la vida, para dejar de atiborrarme a azúcares de baja calidad y de forrarme en grasas, que tal vez aíslen del frío, pero pesan y entorpecen. Además el corazón sigue ahí dolido y no lo bastante protegido, él va a seguir latiendo así que mejor darle un cambio de ritmo de vez en cuando.
“Bailando se van las penas que agobian el corazón”

004Postdata: Lo escribí el viernes 17 de marzo y lo dejé guardadito, me pareció tan yo que dude si podía interesarle a alguien. Este pasado fin de semana logre un seguidor más para este blog tan personal que casi abandoné para centrame en mi negocio #Desvandepaz y en su promoción desvandepaz.wordpress.com. Encontrar hoy más de 10.400 visitas me parece un gran honor, muchas gracias por estar ahí.

Reflexión sobre 2016

Buscando inspiración para iniciar este texto, he recurrido a las cartas que acompañan al libro, Inteligencia del alma de José María Doria. Esto es lo que me dicen:
ACEPTACIÓN
Dejo de resistirme a lo que rechazo de mí. También soy eso. Chandica
Si tiene remedio ¿por qué te quejas?
Si no lo tiene ¿por qué te quejas?
Henry Ford

Durante este año, he tenido que hacer esfuerzo únicamente para aceptar la marcha de mi negocio, esperar un rato y otro a que los clientes se decidan a entrar y ver como algunos productos elegidos con todo el cariño se pasaban meses en las repisas mientras otros nada más llegar salían a toda prisa.
Me ha tocado aceptar que aquí no hay fórmulas mágicas y por mucho que yo piense y planifique lo que funciona un mes puede cambiar drásticamente al mes siguiente.
De alguna forma, siempre me gusto tenerlo todo bajo control y huyendo de la incertidumbre de la búsqueda de trabajo he acabado centrando mi vida en una actividad que depende plenamente de la voluntad de los demás. Una paradoja más de la vida.
Mis queridos amigos, aún no he encontrado la respuesta a mi eterna pregunta: ¿por qué me resulta tan difícil encontrar la estabilidad económica cuando dedique tantos años a formarme para ser una persona independiente y autosuficiente?.
Como dice una amiga mía, soy una mujer de recursos. Es cierto, pero aún he de recurrir a la ayuda de mis padres y mi orgullo me hace cuestionarme mi valía profesional.
El año 2016 ha estado lleno de incertidumbre política en mi país y en las tertulias en Desván de paz, incluso lo hemos hablado. Llegando a la conclusión de que la educación en valores es fundamental para que la gestión pública sea limpia y honesta. Yo creo que necesitamos además una buena dosis de ayuda extra del amor universal, Dios, el Universo o cómo queráis llamarlo. Algunas personas nos sentimos mejor cuando la prosperidad y el bienestar lo disfrutan todos, incluso aquellos que están tan lejos que no los conoceremos en nuestras vidas. Ese sentimiento de unidad debe propagarse.
Mi círculo de amistades continúa expandiéndose y eso me llena de alegría, a la vez que siento nostalgia por aquellos que se han quedado a escasos 100km y ahora apenas veo. Aunque he de reconocer que también es un descanso, no sé si me sentiría igual de bien sabiendo que el camino que deje, la investigación sigue su marcha a toda velocidad y mis conocimientos se van quedando atrasados.
Mi entorno familiar atraviesa una de sus mejores épocas, llego la reconciliación y el cariño de antaño, así que cuando nos reunimos me reencuentro con la niña que fui que se sentía cuidada y querida rodeada de los suyos. ¡Ay, abuela que bien estarías entre nosotros en esos momentos!. Yo diría que me ha venido bien alejarme un poco. Ahora cuando me ven me cogen con muchas ganas.
Ya me extendí mucho, sobre todo ahora que ya mi día a día transcurre cara al público y muchas personas saben dónde encontrar a la autora de este blog.
Feliz año 2017 a todos y en especial a ese ser humano maravilloso que anda por ahí, buscando compañera y no me encuentra, es muy aventurero y se pierde en los cruces de camino.

El desván de Paz Wharton o desván de paz

Estimados lectores y visitantes:

Hace casi dos meses que no escribo en este blog y dado que tanto los seguidores como el número de visitantes continúa aumentando os merecéis una explicación.

He estado inmersa en un proyecto de vida, establecer un negocio en Sanlúcar de Barrameda lugar donde paso los veranos desde los catorce años y que se ha convertido para mí en un refugio de calma y sosiego al que yo cariñosamente llamo mi querido pueblito.

Ni este lugar es tan pequeño como yo lo llamo, ni su playa es mía, pero yo hablo de mi playa porque me encanta pasear por ella en invierno y no encontrarme a nadie salvo a unas gaviotas traviesas que se atreven a jugar con mi perro a pesar de sus ladridos.

Así que dejo la ciudad donde he vivido desde los 8 años, Sevilla donde la calle más larga se une con Sanlúcar de Barrameda, el río Guadalquivir. Algo así me dijo un día un sanluqueño de pro y a mi me gustó la frase. Ya echo de menos mis paseos mañaneros los domingos por el Barrio Santa Cruz, me encanta perderme por sus calles ¿a quien no le gusta encontrarse de pronto con la Catedral de Sevilla, El Alcazar o los Jardines de Murillo?.

El cambio pudo haber sido mucho más drástico y radical porque me pensé muy mucho marcharme al lugar donde nací, Wuppertal en Alemania. Incluso me apunté a clases de aleman e intenté por segunda vez en mi vida aprender el que debió ser mi idioma natal. Esta vez tampoco hubo suerte una tormenta surgió repentina y estremecedora en mi cabeza y arrampló con mis planes. Ya recobrada la salud decidí que mejor permanecer cerca de los míos, sobre todo si contaba con el apoyo de mi padre y podía poner en marcha algo mío.

mostradorY aquí estoy sentada en un banco blanco de Ikea montado por un amigo sanluqueño casi familia sobre un mostrador también blanco del mismo artista de la madera y con unas ganas locas de que alguien entre por esa puerta a dejarse su dinero en mi cajón portamonedas tan nuevecito, que sólo tiene 9 días. Hasta el ordenador donde escribo es propiedad de mi padre o mejor dicho regalo suyo y eso da un poco de vértigo las tardes en que no entra un alma en el nuevo negocio aunque miran con curiosidad el escaparate.

unakita_feng shuiPara animar este negocio que aspira a convertirse en mi medio de vida he abandonado este blog y abierto otro llamado como mi tienda Desván de paz. Podéis visitarme ahora y conocerme en persona, si alguno de mis seguidores latinoamericanos osa venir de vacaciones a España en la calle Poeta Manolo Lozano, nº 9 de Sanlúcar de Barrameda, Cádiz. Si os apetece venir, por favor no os quedéis en el escaparate, pasad y mirad dentro me gustará saludaros.

Entre plantas crasas, cactus, hadas, angeles, quemadores de esencias, incensiarios, mikados, sprays aromáticos, minerales, bisutería con piedra natural,velas, inciensos, jabones, aceites esenciales, cajitas, tortugas portavelas, budas,sales de baño, libros de terapias alternativas y desarrollo personal se pasa bien la vida e incluso disfruta una del placer de leerse un libro en dos días. Pero para rentabilizar la inversión y captar clientes he abierto el blog http://www.desvandepaz.wordpress.com, la página http://www.facebook/Desvandepaz y el correo electrónico desvandepaz@gmail.com.

Como leéis he estado ocupada mientras estaba ausente de este blog, pretendo ahora recuperar el ritmo y escribir alguna que otra entrada para mantener el interés de mis 40 seguidores y corresponder a las 4969 visitas porque os merecéis mi esfuerzo, muchas gracias.

logotipo

Balance tardío del 2014

El 2014 ha sido un año de retiro para mí, me retire del blog y de mi vida social. Tanto que hago el balance en el mes de julio en vez de en enero.

techocluz(640x469)

Las razones fueron varias. Primero, una tesis doctoral que quería terminar como una prioridad de primer orden en mi vida y cuya final resulto ser dejarla como proyecto inacabado ante el desinterés de los directores de tesis y su opinión de que el tema al ser anticuado carecía de calidad científica para ser presentado ante un tribunal universitario aunque curiosamente si me proponían realizar una publicación científica. Meses después de esa decisión tomada en octubre, soy yo la que carezco de interés para realizar el artículo. Ha sido demasiado largo el tiempo dedicado al efavirenz, un antirretroviral frente a la infección por VIH, como para que ahora me apetezca retomar el tema.

Otra razón para el aislamiento fue la decisión en septiembre de prepararme el BIR, el examen para acceder a una especialidad sanitaria para biolologos. Opte por prepararme en cuatro meses un temario que había preparado durante dos años en 2004. Retomar ese temario me trajo ilusión y renovado interés en las distintas asignaturas que había cursado durante la licenciatura pero no me trajo el ansiado puesto de trabajo. Ya que supere la nota de corte del aprobado pero no conseguí una de las 30 plazas.

El 2014 terminó casi sin que me diese cuenta en mi querido pueblito lejos de mi familia cercana por un distanciamiento que se había iniciado a finales de 2013 en relación a la enfermedad de mi padrino y con la compañía muy agradable de nuevas amigas. La fiesta de Noche Vieja fue una cena familiar en casa de mi mejor amigo. Ya tocaba que celebraramos alguna cena en los 24 años que hace que nos conocemos y la presencia de mis nuevas amigas también colaboro al buen momento que pasamos.

Lo que me deparó el 2015 ya os lo contaré en otra entrada.

A mis veintisiete seguidores

Hola a todos y cada uno de vosotros:
Os agradezco mucho que estéis mostrando interés por lo que aquí se escribe. En esta época que me ha tocado vivir, vosotros me proporcionáis una medida del valor de mi trabajo y de los conocimientos adquiridos a lo largo de casi veinte años desde que terminé mi licenciatura en Ciencias Biológicas.
No pensé encontrarme de nuevo en la misma disyuntiva, que me tuvo pegada a los libros durante más de 2 años, preparándome sola un temario inabarcable para optar a la especialidad de “biólogo interno residente en los hospitales públicos de España”. En aquella ocasión, no logré una de las 28 plazas o así que se ofrecían cada año para todo el país.

Ahora, tal vez, sólo esté retomando una documentación que merece ser releída y un sueño que parece más cercano que leer una tesis doctoral cuando te has quedado sin tu puesto de trabajo y sin tus compañeros en aquel hospital de tu ciudad donde eras feliz. Me gusta sentirme parte de un equipo de trabajo y me gusta aprender, día a día, de mis compañeros y tener personas a mi alrededor que pueden resolver mis dudas mientras tomamos un café o nos encontramos en un ascensor. No te digo yo, lo cómodo que es levantar un teléfono y ponerte en contacto con la monitora de un ensayo clínico para que te aclare tal punto del protocolo o te recuerde a que temperatura has de guardar la muestra de sangre o cualquier aspecto del embalaje. ¡Benditas monitoras! y en cambio, cuando yo opto a esos puestos escucho como respuesta a la entrevista que mi perfil es más investigador…Otra historia.
Decidí retirarme a mi convento particular, junto a la playa de Las Piletas, en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz sin comunicárselo a ninguna de mis amistades. No me apetecía dar explicaciones y menos que me preguntarán ¿no te ibas a Alemania?.

Pues no, no me voy, y ya ha pasado más de un año. He estado demasiado ocupada con una tesis en soledad que no me ha dejado apenas tiempo para aprender alemán y no me da la gana poner un pie fuera de mi país si no es con un contrato de trabajo y…

Sinceramente supongo que antes de hundirme en mis propios miedos intenté terminar con dignidad mi etapa de investigadora clínica. Me propuse lograr un propósito que comenzó hace muchos, muchos años. Allá por 1994 -ser doctora en Biología. Para después marcharme a donde me llevará el viento. Una vez más no será posible, la tesis iniciada en abril de 2013 se quedará en un cajón cómo un proyecto inacabado. Porque a veces, has de aceptar las opiniones de otros si esos otros han de prestarte su apoyo y tiempo para culminar tu proyecto. Yo puedo dedicarle todas las horas que quiera pero no puedo obligar a nadie a dedicarme su tiempo para que la calidad científica del trabajo alcancé las exigencias de una tesis doctoral. Ni director ni codirectora tenían mi tesis entre sus prioridades. Hube de aceptarlo y resignarme. Eso sí, la próxima vez el tema será de mi elección y no aceptaré propuestas de otro por mucha experiencia científica que tenga ese director. Ante el riesgo de pasar horas, días, semanas y meses rebuscando bibliografía mejor disfrutar con cada hallazgo satisfaciendo tu propia curiosidad.

Casi sin darme cuenta puedo deciros que está naciendo una redactora donde antes había una enamorada de la investigación y que de momento, me siguen manteniendo en mi casa-” porque por mi misma no soy capaz de ganarme el sustento”- o mejor dicho estoy mucho más preparada que muchos de los entrevistadores laborales con los que me encuentro por ahí. Empiezo a verlos con la ternura de una madre, mis queridos pequeñuelos tenéis un arduo trabajo en este país nuestro, terminar con las ilusiones de muchos al repartir una sóla oportunidad entre más de 1.000 candidatos como he visto en alguna selección de personal.

Sirva esta entrada, en este blog, que empieza a ser mi confesionario, para pediros disculpas a quienes me leéis por dejar de escribir con la frecuencia que me gustaría y qué vosotros os merecéis.

Un premio simbólico u honorífico

Según he visto en un comentario que Javier Trejo añadió amablemente a mi ultima entrada, el 15 de septiembre me nomino al Premio Dardo y según he visto en google en la maravillosa blogosfera, algunas cosas son dicho y hecho. El Premio Dardos es un premio simbólico que se concede entre blogueros y que reconoce la dedicación, la creatividad y el esfuerzo de mantener un blog así  como la capacidad para transmitir valores personales, culturales y éticos.

premiodardo

¿Y yo qué te voy a decir Javier? Me siento muy honrada con este premio y sobre todo, muy agradecida por el momento en que me llega. He estado unos días sin acceso a la red, porque mi modem dejo de funcionar y casi te diría que me alegro porque así no he podido explayarme y contagiaros a todos mi desanimo ante la búsqueda de empleo en mi país.
Cuando inicie este blog en 2013 no me propuse transmitir valores sino algo mucho más sencillo en apariencia desarrollar aquella afición mía de escribir. Aquella que me llevo a iniciar una novela cuando preparaba un examen de botánica allá por segundo de carrera sino recuerdo mal. El examen lo aprobé y la novela se quedo en apenas 25 páginas.¡Que jamas he dejado leer a nadie! Era demasiado autobiográfica.
Volvamos al PREMIO DARDOS  y sigamos sus normas:
La imagen del premio ya está incluida. Agradecer el nombramiento, es un placer y ya, he nombrado al blogger, ahora me toca indicaros su blog: http://javtt11.wordpress.com/2014/09/15/11-nuevos-premios-bloggers-para-enero11/
Otorgar el premio a 15 blogueros, me hace sentir importante y no voy a dejar pasar la ocasión para agradecer a los 24 seguidores de este blog, algunos de los cuales no son blogueros.
Ahí van mis 15 blogs premiados:
“Esfelicidad” Uno de los primeros que encontré, cuya entrada del 14 de septiembre ilusión renovada es justo mi propósito de vida. http://esfelicidad.wordpress.com/
“Crissanta.com” Cuando encontré a esta mexicana halle una amiga y volví a leer poesía, os dejo una de sus entradas, tal vez porque me recuerda a otra amiga con la que recojo a veces piedras en nuestros paseos por la playa. http://crissanta.com/2014/08/26/oracion-imperativa/
“El cuento de Saliary” Su autora se define con una frase de peso “deseo ser leída de los pies a la cabeza”, leerla me reconcilia con el romanticismo mediante versos hermosos y revisión de lo cotidiano. http://saliary.wordpress.com/2014/07/23/tengo-muchisimas-ganas-de-un-beso-tuyo/
“Writemeg.com” Redactado en inglés por una mujer cuya vida me atrae al menos del modo que lo retrata ella, vamos que sino entiendo una frase contemplo una de sus fotografías y me imagino la escena. Ahora en serio, ella se presenta así: These are my thoughts on reading, photography, food and life. If you’d like me to consider a book for review- Mi vida laboral sí que es un libro en revisión continua- sobre todo porque no me atrevo a dedicarle tanto tiempo a mi vida personal como a mejorar mis cualificaciones profesionales. Cómo te envidio Megan y cómo admiro la frescura que me transmite tu blog. http://writemeg.com/2014/09/18/thrifty-finds/
“El blog de Enriqueta Olivari” Una argentina de nacimiento, mexicana de adopción y cosmopolita por vocación a la qué si he podido ver en persona. Ella dice que sintió desde muy joven la necesidad de encontrarle un sentido a su vida, y nada, se marchó a la India. Con 17 añitos, yo leía, leía mucho, devoraba libros. Pero no me movía de mi casa, salvo para visitar a mis compañeras de estudios o compartir nuestro tiempo de ocio en nuestra ciudad. Claro así ella ya ha escrito su segundo libro y yo tendré que reescribir por cuarta vez la introduccción de mi tesis. http://shantidasi.wordpress.com/about/
“Archiduquesa” Esta bloguera es aficionada al te negro y yo también. Recibe premios, los agradece y no sigue las cadenas y yo la alabo por ello. http://archiduquesa.wordpress.com/
“Hojeando Vida” Solo una de sus entradas cortas Status ya se merece un premio. http://archiduquesa.wordpress.com/
Dos más, centrados en temas educativos:
http://madalen.wordpress.com/
http://viviendoconsuperdotados.blogspot.com.es/
Y varios de divulgación científica que no necesitan publicidad alguna:
http://jmmulet.naukas.com/
http://scientiablog.com
http://www.neoscientia.com/blog
http://lacienciadeamara.blogspot.com.es
http://microbioun.blogspot.com.es