Muchas vidas, muchos maestros, Brian Weiss

Brian Weiss es psiquiatra y escritor de éxito. Se graduó en la Universidad de Columbia en 1966 y se licenció en la Facultad de Yale, como médico en 1970. Ha trabajado como director del Departamento de Psiquiatría del Centro Médico Mount Sinaí, en Miami.

Una de sus pacientes e 1980 recordó bajo hipnosis varias de sus vidas pasadas y pudo encontrar en ellas el origen de sus traumas. Además logró comunicar con los Maestros, espíritus superiores que habitan el estado intermedio entre dos vidas, entre muerte y nuevo nacimiento, recibiendo mensajes de importante contenido espiritual.

Aquí os dejo uno de los fragmentos del libro, que recoge una de las reflexiones del autor sobre la experiencia vivida que siempre intento analizar con mentalidad científica.

Comprendía lo difícil que era creer esos conceptos sin haber pasado por una experiencia personal. La experiencia es necesaria para añadir crédito emocional a la comprensión intelectual. Pero el impacto de la experiencia siempre se desvanece hasta cierto punto.

En un principio no tuve conciencia del porqué de mis grandes cambios. Me reconocía más sereno y paciente; otros comentaban que se me veía muy en paz, más descansado y feliz. Yo sentía más esperanza y alegría, encontraba en mi vida más sentido y satisfacción. Comprendí al fin que estaba perdiendo el miedo a la muerte. Ya no temía a mi propia muerte ni a la no existencia. Me daba menos miedo la posibilidad de perder a otros, aun sabiendo que desde luego los echaría de menos. ¡Qué poderoso es el miedo a la muerte! Llegamos a grandes extremos para evitarlo: crisis de madurez, aventuras amorosas con personas más jóvenes, cirugías estéticas, obsesiones con la gimnasia, acumulación de bienes materiales, procreación de hijos que lleven nuestros nombres, esforzados intentos de ser cada vez más juveniles, etcétera. Nos preocupa horriblemente nuestra propia muerte; tanto que, a veces, olvidamos el verdadero propósito de la vida.

muchas vidasEs un libro fácil de leer, que te atrapa con facilidad y sin darte cuenta te interesa tanto la transformación de la mente del psiquiatra que se enfrenta a un hecho novedoso inexplicable desde sus conocimientos científicos como la mejoría de la paciente a pesar de ir narrando vidas difíciles y duras sucesivamente a lo largo de la historia de su alma.

A orillas del río Piedra me senté y lloré, Paulo Coelho

He leído este libro hace dos semanas, gracias a mi amiga María José Espinar que me lo ha prestado. Ya he léido varios títulos de este autor y hoy al buscar las imágenes en internet para ilustrar esta entrada me ha sorprendido averiguar que esta novela es la primera parte en una trilogía llamada “En el séptimo día”. Las otras dos partes son Verónika decide morir y El demonio y la señorita Prym. Cada parte de la trilogía narra una semana en la vida de una persona ordinaria a quien le ocurre algo extraordinario.
A orillas del río Piedra me senté y lloré fue publicada en 1994, yo tenía 23 años y por entonces había leído nada de Paulo Coelho de Souza nacido el 24 de agosto de 1947 en Río de Janeiro, novelista, dramaturgo y letrista brasileño.

paulo-coelho

Es uno de los escritores más leídos del mundo con más de 140 millones de libros vendidos en más de 150 países, traducidos a 80 lenguas. Desde octubre de 2002 es miembro de la Academia Brasileña de las Letras. En la actualidad es consejero especial de la Unesco para el programa de convergencia espiritual y diálogos interculturales así como Mensajero de la Paz de Naciones Unidas.
A continuación os copió unos párrafos de la novela, que me han llegado especialmente:
aorillasdelríopiedraLa memoria. El mes anterior y los días anteriores a aquella semana parecían pertenecer a otra encarnación mía. Una época a la que no quería volver nunca más, porque sus horas no habían sido tocadas por la mano del amor. Me sentía como si hubiese vivido el mismo día durante años seguidos, despertando de la misma manera, repitiendo las mismas cosas y teniendo siempre los mismos sueños.
Me acordé de mis padres, de los padres de mis padres, y de muchos amigos míos. Me acordé de todo el tiempo que había pasado luchando para conseguir una cosa que no quería.
¿Por qué había hecho eso? No lograba encontrar una explicación. Quizá porque había tenido pereza para pensar en otros caminos. Quizá por el miedo a lo que pudiesen pensar los demás. Quizá porque daba mucho trabajo pensar diferente. Quizá porque el ser humano está condenado a repetir los pasos de la generación anterior, hasta que- y me acordé del padre superior- un determinado número de personas empieza a comportarse de otra manera.
Entonces el mundo cambia, y nosotros cambiamos con él.
Pero yo ya no quería ser así. El destino me había devuelto lo que era mío, y ahora me daba la posibilidad de transformarme, y de ayudar a transformar el mundo.

Abandonar el mundo, Douglas Kennedy

Leí esta novela en agosto de 2013, afortunadamente estaba de buen ánimo porque no es una historia fácil pero su final es positivo y en la distancia te das cuenta de que la protagonista es un buen modelo de superación.

Douglas-Kennedy

No había leído nada de Douglas Kennedy, que nació en Manhattan, Nueva York en 1955 y tiene un pérfil público en facebook, muy transparente y controvertido diría yo. Un autor cuya obra se ha traducido a más de veinte idiomas y que refleja tan bien la personalidad femenina y el mundo interior de emociones y sentimientos, no necesita mi recomendación. Aún así yo lo recomiendo sin dudarlo.

A continuación os dejo un fragmento del libro:

Muy bien, pues. Dígame, ¡Quién aportó alguna vez felicidad a su vida?¿El padre que siempre estaba ausente y la abandonó, y que después le costó su carrera en el mundo de las finanzas? ¿O la madre hipercrítica que no pudo evitar erosionarla a cada paso que usted daba? ¿O quizás el gran amor de su vida, un hombre casado, que fue su director de tesis y…?

abandonar-el-mundo

Tiempo de cenizas de Jorge Molist

Este autor a pesar de su temprana vocación por la escritura, empezó a trabajar a los catorce años como aprendiz en una imprenta, dada la situación económica familiar, arreglándoselas para continuar estudiando y lograr graduarse como Ingeniero Industrial.
Tras trabajar en Estados Unidos como ejecutivo, retomo la escritura publicando en el 2000 su primera novela “Los muros de Jérico”. En 2007, se reconoció su talento con el Premio de Novela Histórica Alfonso X el Sabio por La reina oculta, su cuarta novela. Hasta 2008, Jorge Molist, simultaneo su actividad profesional en multinacionales con su labor literaria, demostrando así su capacidad de organización y constancia.
He conocido su obra en junio de 2014, al pedirle prestado algún libro para el verano a mi prima Ana, cuyas recomendaciones de lectura tendré muy en cuenta a partir de ahora. A continuación os copio un fragmento de esta novela que me ha absorbido, en cada una de sus setecientas cinco hojas, permitiéndome viajar a otra época y valorar el espíritu de superación y de lucha de los protagonistas que probablemente refleja el del propio autor.

Se cogían de la mano con ternura y en ocasiones Joan asía la de su esposa con fuerza, para convencerse de que no soñaba. No tenían palabras para describir aquella felicidad y se refugiaban en el silencio.
Prometedme que viviremos esta nueva vida que el Señor nos concede siendo felices y haciendo que nuestros hijos lo sean. Dijó Anna.
Joan miró a su esposa sopesando aquellas palabras. Le recordaban demasiado a una promesa que le había hecho a su padre muchos años antes.
Eso no se puede prometer-objetó él. Una sonrisa bailaba en sus labios. La felicidad no depende plenamente de uno mismo.
Y ¿la libertad sí?
El quedó en silencio. La respuesta para ambas era no, y también sí.

Enlaces relacionados: http://www.jorgemolist.com

María de Molina, Tres coronas medievales, de Almudena de Arteaga.

Esta novela recibió el Premio 2004 de Novela Histórica Alfonso X el Sabio, y aunque llevaba en casa algún tiempo decidí leerla hace poco. Mientras mis vecinos de la ciudad de Sevilla, se centraban en disfrutar de la Feria de Abril con las sevillanas, la manzanilla, el rebujito, los trajes de gitana y el paseo de caballos, a mi me apeteció disfrutar de esta novela y pasear por el centro de mi ciudad donde además encontré un mural de azulejos en una Iglesia, donde se nombra a un personaje de la misma.

placaNuño

Sevilla adoró a El Sabio, tanto o más que a su padre don Fernando, y por ello éramos conscientes de que sería una plaza terca y complicada de convencer. A pesar de ello no nos echamos atrás y al llegar el inicio del verano avistamos, tras un largo viaje, sus blancos minaretes, ahora convertidos en campanarios.
Si en Sevilla nos aceptan  como es menester, pronto seguiremos viaje al sur para verle. ¿Sois consciente Sancho de que en Sevilla son muchas almas las que añoran y respetan a vuestro difunto padre?.
La giralda ya se divisaba. Sancho se puso la mano sobre los ojos para ensombrecer su divisar y poder situarse mejor…
El mismo Dios juzgaría al sarraceno que apresamos llegando a Sevilla. Salimos del alcázar rumbo al río. El camino que nos dirigía a la puerta de la muralla pronto estuvo lleno a rebosar. De las angostas callejas brotaba la muchedumbre como la hemorragia de una herida.

DSC_0538

 Había que dejaros esta entrada hoy, un día después de celebrar la reconquista de Sevilla por el rey Fernando. San Fernando es el patrón hoy de la ciudad de Sevilla, se celebra el 30 de mayo. Si me lo permitís, os diré que dudo de que su vida fuese propia de un santo católico teniendo en cuenta la crueldad de las guerras de la Edad Media.

Justo hoy las callejas de Sevilla brotará la muchedumbre durante todo el día para acompañar a la Esperanza Macarena, de vuelta a su Basílica tras celebrar una misa de 50 aniversario de su coronozación en la Plaza España y tras haber pasado varios días en la Catedral. Hoy mi ciudad vibra, llena de alegría y bajo un cielo soleado acompañando orgullosa a un símbolo de nuestra fe. Por suerte para la Virgen, la mayoría de sus fieles no temen tanto a las bullas como yo.

Meditaciones para mujeres que hacen demasiado, Anne Wilson Schaef

Hoy puedo dedicarme a ampliar el contenido de mi blog con la conciencia tránquila por haber cumplido con mis tareas primordiales. Anoche, hice por enésima vez un análisis estadístico para mi tesis y hoy incluso he pedadelado en mi bici estática.

Meditaciones-para-mujeres-que-hacen-demasiado-i0n68572Este libro lo tengo hace varios años, probablemente desde el 2001, y aunque no me siento una mujer que haga demasiado, si que tengo una cabecita muy aficionada a estar constantemente rumiando algún pensamiento. Si logrará que mi cuerpo trabajase tanto como mi mente, estaría en plena forma física y desde luego, no es así. Este libro ofrece textos cortos, de apenas una cuartilla, uno por cada día del año. Si reflexionas sobre uno de estos textos siempre aprendes algo positivo. Además puedes abrirlo al azar y leerte esa página como si fuese el mensaje que la vida considera más apropiado en ese momento. A continuación os dejo un texto que me gusta especialmente:

Equilibrio, 16 de julio. Las mentes creativas siempre se han conocido por ser capaces de sobrevivir a cualquier clase de mal adiestramiento. ANNA FREUD.

Aunque su padre creía que nuestras vidas quedan determinadas en los primeros cinco años, Anna Freud parece haber ido más lejos. Si bien somos afectados por nuestro pasado y nuestra educación, cada persona tiene dentro de sí la posibilidad de ir más alla. Desgraciadamente, cuando intentamos no ser como nuestros padres, quedamos atrapados en la misma trampa que cuando tenemos que ser como ellos. En cualquiera de los dos casos estamos determinados por nuestro pasado y controlados por nuestras reacciones a nuestro pasado. Algunas personas pasamos toda nuestra vida dudando entre estas dos posiciones. Pero tenemos otra elección. Dicha elección consiste en reconocer nuestro pasado y ser nosotros mismos.

La tercer opción es ser yo. Ahí es donde reside mi creatividad.

Podeis encontrar este libro en el siguiente enlace: http://books.google.es/books?id=GMEYy-wqHfAC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false

Mujeres que corren con lobos, Clarissa Pinkola Estés

No te amilanes ni te acobardes si te llaman oveja negra, incorformista, lobo solitario. Los estrechos de miras dicen que los inconformistas son un lacra para la sociedad. Sin embargo, se ha demostrado a lo largo de los siglos que el hecho de ser distinta significa estar al margen, tener la certeza de que una hará una aportación original, una útil y sorprendente aportación a su cultura. Cuando busques una guía, no prestes jamás atención a los pusilánimes. Sé amable con ellos, llénalos de cumplidos, procura engatusarlos pero no sigas sus consejos. Si alguna vez te han llamado insolente, incorregible, descarada, astuta, revolucionaria, indisciplinada, rebelde, vas por buen camino. La Mujer Salvaje está muy cerca.

untitled

 

Tal vez, lo que más me ha gustado de este libro sea el ánimo que da a aquellas mujeres que se  sienten diferentes. Será porque no me considero un especimen común y corriente, así que he querido compartir justo algunos parráfos con los que me siento identificada.