Blanca Gallego, un taller de diseño y moda

logo_BlancaGallegoBlanca Gallego, una diseñadora sevillana, amiga y pariente de la que me siento muy orgullosa porque me permitó lucirme como invitada en la boda de una amiga, gracias a un vestido de líneas rectas y maravilloso tono verde. No es fácil que yo me sienta sexy y bonita desde que dejé atrás la talla 44. Blanca me ha demostrado que si diseño y costura se adaptan a tu personalidad y tu cuerpo, sentirse hermosa es sencillo y agradable.

disenadora-blanca-gallego (440x268)Desde su coqueto estudio en la primera planta del Edifico Progreso, situado en la calle Fernando Zobel de Sevilla, Blanca Gallego, diseña prendas a medida para clientas que buscan la exclusividad. Esta joven y alegre madre de familia reconoce con satisfacción que se dedica a lo que realmente le gusta, y sabe de lo que habla, ya que anteriormente ha estado más de diez años dedicándose a la confección industrial en la empresa de sus padres.

A ella le gusta definir cada modelo como un pequeño mundo de ideas y de texturas en movimiento. Su lema es mimar cada detalle en el diseño y costura de sus trajes de fiesta, de novia, de madrina, de flamenca. Sabe escuchar a cada mujer y conectar con su esencia con una sonrisa. Se identifica con la elegancia y el buen gusto en cada una de sus creaciones y sus clientas se sienten seguras y fieles a sí mismas llevando sus diseños personalizados.

Vestidoverdeagua_puentetriana

Dirección de Blanca Gallego: C/Fernando Zobel, Edificio Progreso, primera planta, modulo 1-2, Sevilla, España. Telf: 954254615. Correo electrónico: blancagallegofernandez@gmail.com

Anuncios

Autor: Carmen Machado

Observadora, preguntona, lectora, racional, idealista, conocedora del fracaso y aficionada a la renuncia. Con el paso del tiempo ha descubierto muchas mujeres en sí misma y todas ha decidido guardaselas para la intimidad de los más allegados y tal vez de su mascota, Pipo. Decide repentinamente revelar el nombre oculto bajo el pseudonimo de facebook, pazwharton y tras el nombre de su negocio, Desván de paz, que da título a otro blog.