A veces, necesitamos el esfuerzo y la dificultad en nuestra vida.

Me he encontrado, en casa, un texto fotocopiado. Desconozco su autor pero el contenido me parece tan acertado y cercano a mi estado de ánimo que voy a dejaróslo aquí. Como de costumbre, permitidme la licencia de hacer alguna modificación.

Atardecer ventoso en Sanlucar de Bda.

Yo pedí fuerza y Dios me dió dificultades para hacerme fuerte.
Yo pedí sabiduría y Dios me dió problemas por resolver.
Yo pedí prosperidad y Dios me dió inteligencia y músculos para trabajar.
Yo pedí coraje y Dios me envió obstáculos a superar.
Yo pedí amor y Dios puso personas con problemas en mi camino a quienes ayudar.
Pedí favores y Dios me proporcionó oportunidades.
¿No recibí nada de lo que pedí?… Recibí todo lo que necesitaba.

Si Dios nos permitiera pasar por nuestras vidas sin dificultades, seríamos débiles. Nunca podríamos valernos por nosotros mismos y de nada serviría el libre albedrío. Estaríamos sujetos a “Su voluntad” y la de aquellos a quienes le rogamos que nos ayuden para realizar tareas que podemos hacer por nosotros mismos.

Yo le he llamado Dios. Vosotros podéis llamarle Amor incondicional, Energía suprema, Alá, Buda, Destino, Futuro… como queráis, el nombre estará ajustado a vuestras creencias.

Anuncios

Autor: Carmen Machado

Observadora, preguntona, lectora, racional, idealista, conocedora del fracaso y aficionada a la renuncia. Con el paso del tiempo ha descubierto muchas mujeres en sí misma y todas ha decidido guardaselas para la intimidad de los más allegados y tal vez de su mascota, Pipo. Decide repentinamente revelar el nombre oculto bajo el pseudonimo de facebook, pazwharton y tras el nombre de su negocio, Desván de paz, que da título a otro blog.

2 comentarios en “A veces, necesitamos el esfuerzo y la dificultad en nuestra vida.”

  1. Oh ed totalmente cierto; que hermosa reflexión. Yo suelo pedirle a Dios aprendizajes porque se que es lo que verdaderamente necesito. Un saludo y espero que todo marche bien.

    1. Gracias Crissanta, si es difícil de aceptar pero aprendemos superando dificultades. Toda va bien, salvo sobrellevar la incertidumbre de la busqueda de empleo, eso me cuesta. Gracias por leerme y por compartir tus escritos a través de tus blogs y gracias también por asesorarme en la opción de freelance translator. Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.