¿Qué es la Homeopatía?

La homeopatía es una terapia natural, energética y psicosomática que utiliza sustancias vegetales, animales y minerales, diluidas y dinamizadas, para estimular al organismo a reaccionar frente a la enfermedad, basandose en dos premisas:”lo similar se cura con lo similar”, y “cuanto mayor es la dilución, más potente es el efecto”.

Los fármacos de la medicina convencional suprimen los síntomas rápidamente contraviniendo las leyes de la naturaleza, al paralizar desde el principio, los mecanismos naturales de defensa del hombre y de otros seres vivos. De esta forma, una enfermedad aguda, bloqueada en su curso natural de curación puede convertirse en subaguda y con el tiempo, en crónica o puede provocar otras enfermedades, llamadas y atrógenas al tener su origen en un tratamiento previo. En cambio, la homeopatía no suprime los síntomas, sino que actúa sobre las causas profundas de la alteración del organismo, estudiando la constitución del enfermo, su temperamento, su predisposición a enfermar y el ambiente donde vive y trabaja, es decir, estudia “el terreno” donde se ha desarrollado la enfermedad.

natural-remedyTendemos a olvidarnos de las capacidades energéticas de nuestro organismo dependiente de una fuerza vital, instintiva e inteligente, que domina toda la materia viva. Esta fuerza mantiene el equilibrio de la acción de moléculas, tejidos, organos y sistemas del ser vivo, garantizando su salud, su orden mental, y su capacidad de adaptación al entorno. La pérdida de este equilibrio constituye la enfermedad, mientras la curación es la recuperación de dicho equilibrio. Desde este punto de vista, la homeopatía es una terapia energética, ya que los principios activos del medicamento homeopático con “señales similares” a las de la enfermedad por curar, sintonizan con los receptores del organismo enfermo canalizando sus mecanismos de autorregulación hacia la curación natural. El remedio homeopático utiliza los síntomas del enfermo inspirándose en un principio fundamental “lo similar se cura con lo similar” del cual hay indicios en documentos de la India y Egipto de hace casi 4000 años.

La dilución es un procedimiento químico que permite a una sustancia transmitir al solvente (agua y alcohol) parte de sus propiedades y de su energía. La dinamización o agitación es un procedimiento físico que añade energía a la dilución mediante movimiento. Mediante estos dos procedimientos la homeopatía explica que una cantidad mínima de materia convertida en energía puede devolver el equilibrio al enfermo mediante esta terapia global u holística al considerar al paciente como un todo e incluir  tres niveles del paciente: mental, emocional y físico.

HahnemannEl homeópata además de los signos patognomónicos de la enfermedad, estudia los síntomas subjetivos del enfermo, todo lo que el paciente percibe en su interior y le indica su reacción peculiar a la enfermedad, respetando la individualidad del paciente y orientando al terapetua al remedio personalizado en base a la ley de similitud. En alopatía, en cambio, con un mismo fármaco se cura a todos los enfermos que padecen la misma enfermedad.

En 1789, Samuel Hahnemann, médico alemán, farmacólogo y químico, un día de consulta pidió a sus pacientes que abandonaran la sala de espera diciendo que no era capaz de curarlos y decidió dedicarse de nuevo a sus estudios. En 1796 publicó “Ensayo sobre un nuevo principio para descubrir las virtudes curativas de las sustancias medicinales” creando así la homeopatía un nuevo método de curar. En este caso, como en el texto sobre Edward Bach, de la entrada anterior,  Hahnemann también abandona el camino establecido. Con gran humildad, por cierto, cuando ejerciendo como médico reconoce ante sus pacientes su incapacidad para curarlos y se dedica durante 7 años a investigar hasta desarrollar su  propio método.

EL principito

elprincipito_serespecial

Porque, día a día, me convierten en alguien especial aquellos que leen mi blog sin ni siquiera conocerme. Le estoy tomando un cariño especial a los países latinoamericanos esos que antes solo me atraían porque compartíamos el idioma y podían proporcionarme una salida laboral en tiempos de crisis.

Flores de Bach

Las Flores del Dr. Edward Bach constituyen una terapia alternativa para regular las emociones, basada en las propiedades de 38 plantas, concretamente de sus flores. Su objetivo principal es ayudar al paciente a conocerse para equilibrar sus emociones solucionando “temor, incertidumbre, desinterés, soledad, susceptibilidad, desesperación y sufrimiento”.

El miércoles 24 de septiembre de 1936, en Wallingford, Inglaterra, el Dr. Bach pronunció una conferencia sobre la curación por medio de hierbas. En ella expreso su preocupación ante el hecho de que tanta gente prefiriera desentenderse de sus relaciones de armonía con la Naturaleza y confiará a la industria farmacéutica y a la cirugía toda la responsabilidad por el mantenimiento de la salud. Comenzó diciendo: Desde los primeros tiempos de la historia comprobamos que las plantas han sido empleadas como remedios curativos, y hasta donde los registros llegan, se comprueba que el hombre ha tenido fe en que en las plantas de la pradera, del valle y de la montaña radica la fuerza que cura sus enfermedades.

No es probable que durante milenios grandes naciones de distintos credos  y razas hayan creído con firmeza, estudiado con perseverancia y usado con constancia las hierbas como remedio, a menos que detrás de todo esto radicara una gran verdad. Pero esta verdad, como tantas, se difumina desde la perspectiva del progreso.

Nadie podrá negar que se han hecho maravillosos avances en los laboratorios farmacéuticos. Pero tampoco puede negarse que casi se perdió la gran verdad que un día se creyó inolvidable. Y lo que es más chocante: aprendimos a recorrer velozmente caminos altamente sofisticados… para llegar a lo que siempre hemos tenido a sólo un paso y en estado puro.

Cordoba desde P. ArruzafaCuando tomé por primera vez las flores de Bach, nadie me explicó su fundamento y menos aún la vida de su creador. Supongo que el afán investigador era propio de su formación de médico y bacteriólogo pero creo que la vida lo puso ante un precipicio, al ser médicamente desahuciado en 1917 cuando le pronosticaron tres meses de vida, y él logró sobreponerse y dejarnos una obra útil y perdurable. A veces, sino es ante una gran calamidad uno no deja el camino conocido y “el de la ciencia practicada en el entorno médico y hospitalario era su senda habitual”. Gracias a su atrevimiento y a su saber romper con todo, pasó a la historia. Hoy respeto más a quienes ejercen de terapeutas florales, si es que ciertamente han sabido incorporar a su vida algo de la esencia del Dr Bach.

Bibliografía: Armando Carranza. Flores de Bach. Guía Práctica. Ediciones Obelisco. Primera Edición 1992. ISBN: 84-7720-281-8

Esta ciudad es hermosa. Llueva o haga frío, Sevilla puede lucirse

Imagen

Asistir a congresos durante mi etapa en activo en la investigación me ha permitido disfrutar de lugares y ocasiones inolvidables. Esta foto recoge una de esas ocasiones y lo que no sale en ellas, tambien es digno de mención, compañeros que han llegado a ser buenos amigos.

Hermosos pensamientos

Hermosos pensamientos

Me encantaría que en un día lluvioso como hoy mis pensamientos fueran tan hermosos como estas flores de un día primaveral en el Parador de la Arruzafa, Córdoba, España.
Aqui a estas flores las llamamos pensamientos. Se las dedico especialmente a mis cuatro seguidoras.

Apasionado observador e investigador del alma humana

A mí, como apasionado observador y voraz investigador del alma humana, todo este recorrido me conduce siempre al mismo destino, el intento de comprender más a mis semejantes y a mí mismo. Jorge Bucay, Editorial de la Revista Mente Sana nº 99.

tulipanesenCordoba2Me encantaría que las palabras de esta cita fueran mías, porque me siento plenamente identificada con ellas, pero son de este gran señor de la psicología positiva y gestalt, que es Jorge Bucay.