Mujeres que corren con lobos, Clarissa Pinkola Estés

No te amilanes ni te acobardes si te llaman oveja negra, incorformista, lobo solitario. Los estrechos de miras dicen que los inconformistas son un lacra para la sociedad. Sin embargo, se ha demostrado a lo largo de los siglos que el hecho de ser distinta significa estar al margen, tener la certeza de que una hará una aportación original, una útil y sorprendente aportación a su cultura. Cuando busques una guía, no prestes jamás atención a los pusilánimes. Sé amable con ellos, llénalos de cumplidos, procura engatusarlos pero no sigas sus consejos. Si alguna vez te han llamado insolente, incorregible, descarada, astuta, revolucionaria, indisciplinada, rebelde, vas por buen camino. La Mujer Salvaje está muy cerca.

untitled

 

Tal vez, lo que más me ha gustado de este libro sea el ánimo que da a aquellas mujeres que se  sienten diferentes. Será porque no me considero un especimen común y corriente, así que he querido compartir justo algunos parráfos con los que me siento identificada.

Anuncios

Autor: Carmen Machado

Observadora, preguntona, lectora, racional, idealista, conocedora del fracaso y aficionada a la renuncia. Con el paso del tiempo ha descubierto muchas mujeres en sí misma y todas ha decidido guardaselas para la intimidad de los más allegados y tal vez de su mascota, Pipo. Decide repentinamente revelar el nombre oculto bajo el pseudonimo de facebook, pazwharton y tras el nombre de su negocio, Desván de paz, que da título a otro blog.