Mañana de domingo

Hoy domingo, 15 de septiembre empecé arreglando un poco las plantas sembradas en un jardín público cercano a casa, luego me apeteció buscar Jardines de Sevilla en facebook y encontré algunas web de empresas de jardinería interesantes. Pero no encontré ninguna página de facebook dedicada a algunos de los jardines más famosos de mi ciudad. Apenas encontré tampoco webs dedicadas al Parque María Luisa o los Jardines de Murillo, salvo referencias históricas en Wikipedia.Jaula escritorio Durante varios meses, he dejado de escribir aquí, para centrarme en una tesis doctoral.  Al encontrarme esta fotografía en un blog de manualidades, esta jaula me he recordado estos meses de trabajo. Me siento como si tuviera “la cabeza a pájaros” y éstos se marcharán en busca de libertad dejando mis objetivos sin cumplir. ¡No os preocupéis!

Si esta imagen me ha recordado a mi cabecita: ¡No me digáis que no está ordenada!. Ordenada y bella, lo que es de agradecer.  A pesar de sentir como el tiempo se te escapa y no logras centrarte en tus objetivos.

¡Os diré algo!. Eso ocurre con frecuencia cuando tus objetivos no han nacido en tu corazón sino en tu mente práctica. Entonces hay una permanente lucha para mantenerse en el camino elegido, para subsistir sin ser una carga para nadie y cumplir la meta autoimpuesta.

Complicaciones de una mujer afortunada que no tiene trabajo remunerado y le sobran horas frente al ordenador, perdida entre sus libros y sus papeles. Porque siempre se refugia en ellos cuando tiene miedo a perderse. Así se pierde la vida y se recogen kilos, cómo diría una buena amiga mía.

Yo que siempre preferí el autoempleo y ser mi propia jefa. Ahora añoro a mi último jefe, porque ese trabajo conllevaba un buen horario y un montón de gente, a la que quería, para compartir mi tarea diaria. Eso si era trabajo, un maravilloso trabajo con sueldo donde nunca quise competir y si disfrutar de mis compañeros aprendiendo de ellos y con ellos.

¡Craso error, mi querida niña!. Al final, la vida siempre te obliga a competir y a dar el máximo de ti misma aunque no te apetezca, antes o después la vida elige y tú la sigues porque no te queda otra opción.

En fin, procurad disfrutar de “la vuelta al cole” aquellos que podéis y no dudéis del talento de muchos, de los que no tienen la suerte en este país nuestro,de tener un trabajo pagado. Han de ocuparse, día a día, de mantener el equilibrio, esforzándose cada cual en alcanzar sus metas, buscando una nueva remuneración y queriéndose, para seguir sintiéndose útil aunque el mundo laboral español conocido le haya excluido. JAJAJA, por suerte, hay otros mundos laborales y están ahí fuera, tal vez, un poco lejos pero ahí… y yo centradita en mi tesis robándole horas a esa búsqueda.